Miente Márquez Heine al sector salud, además tiene propiedades con valor de 50 mdp en Oaxaca, denuncian



Durante los últimos días se han incrementado la problemática en el sector salud de Oaxaca, el despido de personal de varias áreas, por culpa del mal manejo de la contratación en los Gobiernos de Ulises Ruiz y Gabino Cué, se ha sumado a la falta de medicamentos, material, insumos y otros que existen actualmente. 

Sin embargo, no todo es culpa de los anteriores secretarios de salud, ya que el actual Juan Carlos Márquez Heine se ha servido con la cuchara grande, y es que de acuerdo a una investigación de nuestro equipo el titular de los SSO es dueño de un costoso y nuevo edificio en donde se encuentra la Clínica San Lucas, ubicada en la calle Las Rosas 210, en la colonia Reforma de la capital, como se puede constatar en los siguientes links de las redes sociales de la clínica. https://www.facebook.com/GrupoHSL/photos/1051480825291361; https://www.facebook.com/GrupoHSL/photos/1059623161143794 y  https://www.facebook.com/GrupoHSL/videos/798277014348130/

Desde que asumió el cargo, Márquez Heine no se ha cansado de decir que “no hay recursos”, que no pueden abastecer a los hospitales, clínicas y centros de salud por la falta de dinero, no obstante, se da el lujo de ser dueño de un edificio de consultorios, el cual es parte del Hospital San Lucas, que también es propiedad del actual secretario, y que se encuentran en una de las zonas con más plusvalía en la capital, donde al menos dicha edificación costaría 50 millones de pesos.

¿De dónde obtendría Márquez Heine el dinero para ser un nuevo rico en Oaxaca, para tener ese nivel de propiedades?, la respuesta es fácil, del saqueo que en primer lugar hizo durante los tres años que estuvo al frente del seguro popular, en donde se quedó con gran parte del presupuesto, dejando al finalizar a cientos de trabajadores sin empleo; y en segundo lugar en los SSO, por medio de adjudicaciones directas y uso de empresas fantasmas.

Pero no obstante con lo anterior, el flamante secretario se da el lujo de atender pacientes de forma particular, dejando de lado sus obligaciones y actividades como encargado de la salud de los y las oaxaqueñas, en plena pandemia y problemática del sector, deja abandonado su puesto.    

Pero esto, no es todo, ya que también en ese mismo edificio tiene su consultorio Mariel Pizarro, subsecretaria médica de los SSO, quien es socia del secretario Heine en el citado negocio de la renta de espacios para consultorios, en donde igual que su cómplice no solo se beneficia del cobro de rentas, si no también, del abandonar su puesto para atender a pacientes de forma personal e independiente.

Por todo lo anterior, es que nos preguntamos: ¿Qué casualidad que siendo Secretario y Subsecretaria en los SSO, así como ex Director del Seguro Popular, ahora aparecen como dueños (socios) de una clínica de lujo, y que tienen el descaro de exhibir sus nombres sin mayor reparo?