Despide finanzas a personal de comunicación por comentarios misóginos.

La Secretaría de Finanzas separó al personal de la unidad de comunicación social por hacer expresiones de burla, misóginas y a favor de los feminicidios, mientras el periódico El Universal en Oaxaca pidió una disculpa pública pero no despidió a uno de sus reporteros que se unió a dichos comentarios.


La organización Marea Verde señaló qué es una vergüenza que Ivan Flores, Jefe de Prensa de la Secretaría de Finanzas del Estado de Oaxaca a cargo de Vicente Mendoza y el fotógrafo Edwin León de el El Universal Oaxaca se burlen de los feminicidios y de la situación actual de las mujeres asesinadas y sus familias.
Y precisó que “en México, matan a 10 mujeres al día. Cada 18 segundos una mujer es violada y 34 niñas entre 10 y 13 años resultan embarazadas a causa de una violación. México es el primer lugar mundial en pornografía infantil. El comercio sexual es la segunda industria más rentable tan solo después del narcotráfico y Oacaca es un estado feminicida”.

No hay cabida para burlas y comentarios hirientes, misóginos, cargados de odio hacia nosotras y hacia la rabia de las madres que se han arrodillado para pedir justicia por sus hijas, por sus muertas, por sus niñas violadas, expresó el colectivo.

Acusaron que es indignante su nula sensibilidad y profundo machismo de dichas personas: “es terrible que estos tipos estén en una oficina gubernamental o en una mesa de redacción cuando su sesgo es claramente misógino. ¿Cómo es su trato con las mujeres de su entorno, con sus compañeras de trabajo, con las mujeres que atienden?”


Por ello, en un comunicado de prensa, el titular de la Secretaría de Finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón, consideró inaceptable cualquier expresión en contra de los derechos de las mujeres o cualquier comportamiento físico, verbal o escrito contrario al espíritu de respeto por ellas.

“No toleraré ninguna forma de abuso, violencia o falta de respeto directa o indirecta contra las mujeres, no sólo por convicción personal, sino porque estoy convencido de que son ellas la piedra angular del presente y futuro de nuestra sociedad. Todos debemos reconocer el papel fundamental que la mujer ha ejercido en nuestra historia y en cada uno de los ámbitos de nuestro país y a nivel internacional”, precisó el funcionario.

“Por ello, lamento profundamente las expresiones manifestadas por personal de la unidad de comunicación social de esta Secretaría, pues son conductas reprobables y que en vez de construir a favor del bienestar de México sólo destruyen nuestro tejido social. Por tal motivo, tomé la decisión de separar de sus encargos a quienes directamente y en forma personal, generaron las lamentables faltas de respeto en torno a un fenómeno social tan lacerante como lo es el feminicidio y también a quienes mantenían la responsabilidad al frente de dicha unidad”, expresó el funcionario.

En tanto, el periódico El Universal Oaxaca, no quiso despedir a su fotógrafo Edwin Hernández León, aunque consideró que las opiniones de éste “no son compartidas por quienes integramos y hacemos este medio de comunicación, por el contrario, las rechazamos y condenamos.”

Dichos comentarios -agregó- tampoco reflejan el código de ética que rige nuestra labor informativa ni los esfuerzos emprendidos para realizar una cobertura respetuosa y sensible sobre los temas que laceran a las mujeres y lastiman a la sociedad en general, lo anterior gracias a reporteras comprometidas, quienes se han especializado en dichas fuentes y han impulsado la agenda feminista, que ha sido acogida en nuestras páginas desde hace ya tres años.

“Es por ello que como una forma de congruencia, les informamos que la relación laboral de Edwin Hernández León con este medio quedara condicionada a que curse talleres para sensibilizarse sobre la emergencia nacional que se vive en el país a causa de la violencia feminicida; sobre los derechos de las mujeres para decidir sobre su cuerpo; sobre la importancia de la lucha feminista en Oaxaca y el país, y sobre la forma de comunicar y ejercer el periodismo de forma responsable y empática.”