33 años de cárcel por obligar a su esposa a prostituirse en bares de Puebla.

La Fiscalía General del Estado de Puebla en coordinación con a Procuraduría General de Juaticia de Tlaxcala obtuvieron sentencia de 33 años de prisión contra Marcos “N”, como responsable del delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual, luego de obliga a su esposa a ejercer la prostitución en bares en cuatro estados de México. De acuerdo a la carpeta de investigación, en junio de 2018 la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) recibió la denuncia de una mujer originaria de Calpulalpan, Tlaxcala, quien refirió que era obligada por su pareja sentimental a ejercer la prostitución desde el año 2016. De acuerdo con la declaración de la víctima, en diciembre de 2014 conoció al señalado cuando realizaba sus prácticas profesionales en la Procuraduría de Justicia de Tlaxcala, lugar donde Marcos se desempeñaba como policía de investigación. Meses después de mantener una relación sentimental, el hombre la obligó a trabajar en bares ubicados en los estados de Tlaxcala, Puebla, Yucatán y Baja California bajo la amenaza de hacerle daño a su hijo y su familia. Con datos de prueba sustentados se solicitó y obtuvo del Juez de Control la orden de aprehensión correspondiente por el delito de trata de personas. Dicho mandamiento judicial fue cumplimentado el 28 de agosto de 2018 con la colaboración del estado de Tlaxcala. En seguimiento al procedimiento penal del acusado, el 3 de diciembre de 2019 resultado de diversas diligencias realizadas por la Fiscalía de Puebla, se obtuvo en audiencia de individualización de sanciones fallo condenatorio de 33 años 9 meses de prisión en contra de Marcos Juárez García. Además, al ser acreditado el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual, el sentenciado deberá pagar $23,250 de multa y $73,040 como reparación del daño moral.