Matan en Edomex a opositor del nuevo aeropuerto.

Un sujeto desconocido tocó a la puerta de la casa del defensor y cuando éste le abrió le disparó en la cabeza. Fue trasladado a un hospital pero falleció.

El ingeniero Jesús Javier Ramos Arreola, opositor a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), fue asesinado en Tlalmanalco, Estado de México, informó el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

El pasado viernes 28 de septiembre, cerca de las 11:20 horas, un hombre se presentó en el domicilio de Ramos Arreola, en el poblado de San Rafael, Tlalmanalco, y le disparó en la cabeza, por lo que falleció más tarde en un hospital.El hombre de 59 años de edad era un defensor del cerro del Tenayo, el cual ha sido explotado para sacar material pétreo para la construcción del NAIM.Según el centro de derechos humanos, la víctima recibió amenazas de muerte luego de sumarse a la Plataforma Organizativa de Pueblos contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis.La comunidad de Tlalmanalco denunció en diversas ocasiones la sobreexplotación del cerro, la destrucción de vestigios arqueológicos y la desaparición de flora y fauna.El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero exigió una investigación imparcial para dar con los responsables del crimen

El ingeniero Jesús Javier Ramos Arreola, opositor a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), fue asesinado en Tlalmanalco, Estado de México, informó el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL).

El pasado viernes 28 de septiembre, cerca de las 11:20 horas, un hombre se presentó en el domicilio de Ramos Arreola, en el poblado de San Rafael, Tlalmanalco, y le disparó en la cabeza, por lo que falleció más tarde en un hospital.El hombre de 59 años de edad era un defensor del cerro del Tenayo, el cual ha sido explotado para sacar material pétreo para la construcción del NAIM.Según el centro de derechos humanos, la víctima recibió amenazas de muerte luego de sumarse a la Plataforma Organizativa de Pueblos contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis.La comunidad de Tlalmanalco denunció en diversas ocasiones la sobreexplotación del cerro, la destrucción de vestigios arqueológicos y la desaparición de flora y fauna.El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero exigió una investigación imparcial para dar con los responsables del crimen