Exige Benjamín Robles atención urgente y detener rapiña de Gobierno en zona de desastre

·         Exige mesa de trabajo con Gobierno Federal y Estatal, dejan abandonados a damnificados

·         Reclasificación de daños urgente y detener robo de funcionarios, exigencia de afectados

A casi tres meses del devastador terremoto de 8.2 grados que sacudió al Istmo de Tehuantepec persiste una total desatención gubernamental, desencadenándose una ola de protestas y señalamientos, ante esta situación, el senador del Partido del Trabajo (PT), Benjamín Robles Montoya propuso a los gobiernos estatal y federal una reunión urgente con todas las dependencias y las personas damnificadas.

La exigencia es en solidaridad con cientos de familias istmeñas que lo perdieron todo durante los sismos del 07, 19 y 23 de septiembre, y que a la fecha han sido en algunos casos, engañadas con tarjetas sin fondos, mientras que otras siguen esperando la ayuda prometida por la fila de funcionarios que han desfilado en la zona.

Por ello un grupo de más de 40 mujeres provenientes de diferentes municipios del Istmo, en representación de todas las personas damnificadas, se plantaron en el Senado de la República como medida de protesta y en exigencia a que los gobiernos atiendan urgentemente la reconstrucción.

Como desde el principio de la emergencia, al acudir al llamado de sus paisanos y paisanas afectadas, Benjamín Robles ha hecho suya esta causa; al ver a su gente en un estado de desesperación ante la pasividad de los gobiernos malos, expresó en conferencia de medios:

“Es a tal grado la falta de atención de los gobiernos federal y estatal y el cumplimiento de los ofrecimientos que en Oaxaca la economía familiar y la economía de la región está hecha trizas porque una buena parte de la actividad se sustenta en nuestras mujeres que hacen totopos y que de eso subsiste la familia”.

“La gente está desesperada, están empezando a tomar acciones para visibilizar la problemática real; presentamos un punto de acuerdo y le planteamos al gobierno de la República y al propio gobernador de Oaxaca la necesidad de establecer una mesa de trabajo con todas las dependencias: Ojo, la gente está saliendo porque no hay respuesta después de los desastres provocados por los sismos del 07 y 19 de septiembre”.

Junto a sus paisanas que se han conformado en un solo frente, denominado Mujeres en Resistencia, y acompañado de la senadora Layda Sansores, Benjamín Robles Montoya lamentó el cinismo y la falta de sensibilidad de los gobiernos al querer cobrarles costosos recibos de luz a quienes hoy ya no tienen una casa.

Además, una de las mujeres denunció que las personas afectadas han recibidos tarjetas de banco sin fondo y otras más no fueron tomadas en cuenta en el censo de reconstrucción; el apoyo económico que está otorgando el gobierno, precisaron, es insuficiente para atender la devastación.

Derivado de esta situación, exigieron: La reclasificación de las tarjetas de daño parcial a daño total, apoyos para reactivar la economía de las familias, muchas de ellas dedicadas a la elaboración de totopos y panes, pero que ahora no tienen cómo porque sus hornos colapsaron durante los sismos.