Urge atender daños ambientales por incendio de refinería en Salina Cruz: Karina Barón

 

 

 

500mil barriles de crudo quemados durante incendio,

generaron densas nubes de humo tóxico.

La Diputada Federal Karina Barón Ortiz presentó un Punto de Acuerdo ante la Comisión

permanente del Congreso Federal, con el fin de que este poder exhorte a las autoridades ambientales

y estatales, para la atención a las contingencias ambientales suscitadas en la refinería “Antonio

Dovalí Jaime” en el Municipio de Salina Cruz, Oaxaca.

“Salina Cruz y su gente deben sentir hoy más que nunca que el estado y el país estamos

agradecidos con todo lo que nos aportan, siendo uno de los Puertos más importantes de

México y uno de los pueblos más prósperos.”, señaló la legisladora.

Lo anterior, luego de que el pasado 13 de junio, derivado de las intensas precipitaciones de la

tormenta tropical “Calvin”, se presentaran diversas inundaciones, provocando que un volumen no

determinado de hidrocarburos fueran vertidos directamente al mar.

Luego de estos hechos y como consecuencia del mismo, se registró una segunda contingencia; un

incendio en la casa de bombas del complejo de la refinería, del que se estima que más de 500 mil

barriles de crudo se quemaron generando densas nubes de humo tóxico.

PEMEX reconoció que diversas áreas de las instalaciones se inundaron, lo que provocó “el

desbordamiento de agua con residuos de crudo”, por lo tanto, los posibles daños a todo el

entorno no se terminaron el día en que se sofocó el incendio, sino que deben calcularse

pronto, por las autoridades correspondientes, señala el Punto de Acuerdo.

“La Refinería hoy es un foco rojo”, advierte Barón Ortiz, “Nadie en su sano juicio puede estar

tranquilo, sabiendo que si llueve, se puede presentar una tragedia en esas instalaciones. Por

ello, lo único que se ha puesto en evidencia con este suceso es la deficiencia con que se han

hecho las cosas en ese lugar” agregó.

El Punto de Acuerdo exhorta a al Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales; al

Procurador Federal de Protección al Ambiente; al Director Ejecutivo de la Agencia de

Seguridad, Energía y Ambiente; así como al Gobernador del Estado de Oaxaca, para que en el

ámbito de su competencia, se indague, evalúe, informe y se implementen acciones para

mitigar lo daños causados.