Inauguran “Cocodrilo” exposición colectiva en Bellas Artes UABJO

Ante la presencia de Liliana García Valentín, Directora de la Escuela de Bellas Artes de la

Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (EBAUABJO), el secretario particular de

Rectoría, Erick Gómez Ramírez y el artista plástico Shinzaburo Takeda, se realizó la

inauguración de la exposición colectiva “Cocodrilo”, en la galería que lleva su mismo

nombre.

La exposición, bajo la coordinación del maestro Takeda, reúne el trabajo de más de una

veintena de alumnos y ex alumnos de la EBAUABJO que con su obra buscan representar la

figura del cocodrilo como un personaje presente en la cultura y tradición que cobra vida a

través de las leyendas y mitos que se relatan en la Costa e Istmo oaxaqueños.

En su mensaje, Gómez Ramírez dijo sentirse contento por tener la oportunidad de

presentar el trabajo de los jóvenes universitarios y al mismo tiempo señaló que es motivo

de un gran orgullo estar acompañado de grandes artistas que han puesto en alto el

nombre de la UABJO.

A decir de Takeda, con esta exposición los jóvenes artistas emplean la gráfica “como un

material que permite la producción y expansión de nuestro pensamiento, quizá de una

forma más contemporánea, pero pensando que es una de las muchas formas de acercarse

al público para exteriorizar las creencias y costumbres que dan identidad a nuestro

pueblo”.

Por su parte, García Valentín señaló que la galería Shinzaburo Takeda es un espacio en el

que se busca contar con una programación variada, que permita mes con mes, mostrar la

obra de diferentes artistas, tanto universitarios como provenientes de otros espacios

culturales “la idea es aprovechar la convocatoria que tiene el maestro para darle realce a

este espacio; el maestro coordinará el total de las exposiciones que se vayan a presentar”.

Sobre su experiencia a lo largo de más de cuatro décadas como profesor en la EBAUABJO,

Takeda señala que al principio de su trayectoria pensaba que el talento para la creación

artística era algo que se alcanzaba con la práctica, pero cuando comenzó a trabajar en

Oaxaca, hace más de cuarenta años, descubrió que “aquí las personas traen el talento

desde que nacen y ante eso yo me quito el sombrero”.

 

28(1)(1)