Renuncia de Mp corrupto piden estudiantes por la muerte de 2 compañeros de medicina 

Plagada de irregularidades, la averiguación del choque que mató a 2 estudiantes

Estudiantes de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) marchan este día para exigir la destitución del agente del Ministerio Público Luz Antonia Ruiz Canseco, del director de averiguaciones previas, Esteban Maldonado Altamirano y el perito Javier Matías Ruiz, quienes intervinieron en la investigación del choque vehicular que ocasionó la muerte de los estudiantes Yehú Robles y Daniela Celaya, ésta última fallecida ayer en el Hospital Civil.

El director de la Facultad de Medicina de la UABJO, Miguel Ángel Reyes Franco, señaló que el expediente de la averiguación previa está plagado de irregularidades que ponen en evidencia la actuación negligente en la que incurrió personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca (PGJE) en este hecho que involucra como responsable a Alejandro Vargas Alavés, ex jugador del equipo de futbol Los Alebrijes.

Reveló que durante la revisión del expediente realizada en una mesa de trabajo con el procurador, Joaquín Carrillo Ruiz, encontraron que el agente del Ministerio Público nunca hizo una prueba que confirmara o descartara la presencia de alcohol en Vargas Alavés.

Otra más fue la incurrida por el perito, quien asentó en el expediente que las lesiones tardaban menos de 15 días en sanar, aún cuando éstas provocaron la muerte de Yehú Robles, horas después haber sido trasladado al hospital.

En tanto que el director de averiguaciones previas ordenó la salida del ex jugador de los Alebrijes bajo el pago de una fianza por 734 mil pesos.

«El reclamo que hace la comunidad universitaria al procurador es que estos servidores públicos sean castigados y dados de baja en sus funciones», manifestó.

Agregó que de la misma manera en el expediente no se encuentran las actas de la policía estatal y de los bomberos, tampoco existen declaraciones de los testigos. «Todo lo que tienen es de oídas, se les perdieron, no están en el expediente. Eso hizo que el inculpado haya alcanzado la libertad bajo fianza porque no existen pruebas específicas en el expediente de que estaba alcoholizado».

Reyes Francos señaló que el agente del Ministerio Público quiso hacer la prueba del alcohol 24 horas después pero el inculpado no lo permitió.

El catedrático resaltó que aún cuando solicitaron los nombres de dichos funcionarios públicos éstos no quisieron ser proporcionados, lo que supone encubrimiento para dejar en la impunidad este caso.

No obstante, señaló, existe el compromiso de que en la reunión que sostendrán la próxima semana se den a conocer los nombres de quienes intervinieron

«No podemos hablar de tráfico de influencias porque no tenemos las pruebas, pero lo que si podemos comprobar es la negligencia absoluta de parte del personal de la procuraduría, eso lo podemos afirmar porque tenemos el expediente».

MIGUEL ÁNGEL REYES FRANCO, DIRECTOR DE LA FACULTAD DE MEDICINA DE LA UABJO.