Joven norteamericana planea boda con su padre,èl la abandonò de bebè.

SE REENCONTRARON A TRAVÉS DE FACEBOOK

Una joven norteamericana pierde la virginidad con su padre y juntos planean formar una familia

La joven de 18 años se reencontró con su padre después de que este permaneciese ausente durante su infancia. Tras pasar unos días juntos, ambos se dieron cuentan de la atracción que sentían el uno por el otro y ahora planean casarse y tener hijos.

  • antena3.com  |  Madrid  |l 17/01/2015 facebook
Una joven estadounidense de 18 años planea casarse y formar una familia con su padre biológico al que conoció a los 17 años después de que el estuviera ausente durante su infancia.

De acuerdo con la revista neoyorquina Science of Us, la joven creció con su madre después de que esta abandonara la relación que tenía con el padre a los 18 años y mientras ella aún se encontraba embaraza.

Cuando la pequeña nació vivió hasta los dos años con sus abuelos debido a losproblemas mentales de su madre y recibía de vez en cuando visitas esporádicas de su padre. Cuando la joven volvió a vivir con su progenitora, esta impidió cualquier contacto con su padre que reapareció años después gracias a las redes sociales.

La joven señala que estuvieron hablando a través de Facebook durante unos días y después decidieron pasar una semana juntos. «Era la primera vez que veía a mi padre desde hacía mucho tiempo pero al mismo tiempo era como… ¡es tan atractivo!», señala la joven a la revista.

Tras cinco días de convivencia ambos se declararon su atracción y mantuvieron relaciones sexuales. Ahora planean casarse y formar una familia.

Sobre la posibilidad de una malformación genética la joven declara que «nunca tendría hijos si supiera que pudiera suponer un peligro, pero me he estado informando».

Algunos miembros de su familia se encuentran al corriente de la situación y asegura que se lo han tomado bien y les tratan como » a cualquier otra pareja«. Sobre su madre, la joven comenta que aún no se lo ha dicho pero espera que pueda entenderlo e incluso «visitar a sus nietos».

La pareja ha decidido que, en el supuesto de tener hijos, nunca les contarán su relación progenitor-hija para «evitar causarles problema alguno».